domingo, 31 de julio de 2016

3.426.- Decoración cerámica de la Bodega El Patio, en calle Granada.

El acuareslista José González Bueno hace una interesante reflexión sobre la reproducción cerámica de obras antiguas.


¿Por qué cuando se reproducen pinturas, carteles de Feria y Semana Santa en este caso, no se reproduce la firma del autor de la pintura original, que está en el cartel? Véase el de Hohenleiter, o el de Ramos Rosa. A mí me ha pasado, y me resulta muy molesto.



La Bodega el Patio se encuentra en el número 39 de calle Granada, en pleno centro de Málaga. Es un espacio castizo, con decoración andaluza, con el cual he vivido una relación de amor-odio ya que en la fachada se instalaron hace tiempo unas reproducciones de fotocomposición de carteles de feria y Semana Santa de dudoso gusto estético, en un contexto donde la cerámica vidriada siempre ha sido un claro aliado de los rótulos publicitarios, y que tanto ha sido agradedida por los neones o los plásticos.

Pero hete aquí que nos hemos llevado la gratísima sorpresa de que la empresa ha contado con un artista malagueño para sustituir los antiguos pastiches, con una clara inversión económica, según nos dice el propietario con la ayuda de Cervezas Cruz Campo, y está rotulando su fachada con mosaicos originales de Daniel Garcia Romero, que reproducen antiguos carteles de feria o Semana Santa.

Sencillamente magistral, y un nuevo referente en la ruta vidriada de la ciudad, en este caso en su parcela publicitaria, de nuevo en un caso donde el papel impreso se vitrifica en azulejos y queda inmortalizado.

Nos comenta el ceramista que aún quedan pendientes de colocar 2 murales. todos adosados en obra a la pared. Vayan y disfruten de esta aportación estética, que nos habla de unas modas en la cartelística ya superadas, con tipografías de letras de antaño, terminología de la primera mitad del siglo pasado, con las "suntuosas procesiones", tronos perdidos, tipologías de mujeres de mantilla, biznagueros, cenacheros y un largo etcétera. Que cunda el ejemplo con otros comerciantes del centro. Esto es hacer ciudad y no tanta franquicia impersonal, que a veces no sabemos si estamos en Londres o Nueva York.

Por cierto, las nuevas tecnologías también se vitrifican, y así el artista firma con su enlace istagram o en otro caso con su correo electronico. Así de camino mientras tapean y ven pasar la gente pueden disfrutar en su móvil de otros trabajos de Dani.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario